Tras unos días de “cuarentena comunicativa” retomo este espacio para seguir contando cómo va nuestra experiencia capitular. Ahora mismo ya hemos concluido el primer núcleo del tema del CG 28, que lleva por título: “Prioridad de la misión salesiana entre los jóvenes de hoy”. La metodología de trabajo nos ha permitido dedicar el tiempo suficiente, tanto personal como de grupo, para no trabajar con prisas. Esta mañana hemos empezado con el segundo núcleo: “Perfil del salesiano hoy”. Este trabajo nos ocupará todo lo que queda de semana.

Sin duda, la novedad más grande del CG en esta semana es la presencia de catorce jóvenes de todo el mundo invitados por el Rector Mayor a participar en esta experiencia. Ayer, tras la presentación en la sala capitular del trabajo final de las comisiones sobre el núcleo primero, fueron tomando la palabra durante más de 45 minutos.

Me llegó muy profundamente el tono de sus palabras. No importaba el idioma porque estaban expresadas con el lenguaje del amor, y estaban dirigidas al corazón de todos los salesianos, no solo de los que estábamos allí. También a los que estáis en las inspectorías. Y con ese cariño fueron expresándose con mucha sinceridad. Uno de ellos, uruguayo, con mirada emocionada enmarcaba sus palabras diciendo que “son palabras de un hijo a su padre -porque me siento vuestro hijo- palabras cariñosas, pero fieles a mi visión de hijo que no me puedo callar”.

Tanto él, como el resto de sus compañeros, entre los cuales están Carlos, de Ourense, y Sergio, de Alicante, fueron expresando su visión sobre algunos temas que, a raíz de las conclusiones del núcleo primero, quisieron compartir con la asamblea capitular. Hablaron de la percepción que tienen de nuestra vida, la personal y la comunitaria; sobre nuestro “estar” con ellos y sobre nuestro “no estar”; sobre nuestros horarios y nuestra forma de acompañarles; sobre nuestra forma de acoger realidades juveniles diversas: discapacidad, homosexualidad, desestructuración familiar, pobreza; sobre el papel de la mujer en la Iglesia; sobre el cuidado de la naturaleza y el respeto del medio ambiente… La asamblea acogía cada intervención con atención, aplausos y emoción en la mirada de muchos salesianos.

Siguen con nosotros durante toda la semana. Siria, África, Filipinas, Estados Unidos, Italia, Chile, México, Brasil, India… son algunos de los lugares de proveniencia (seguro que me dejo alguno). Y algunos más de África que no han conseguido venir por dificultades con los visados. El sábado por la mañana tienen una nueva intervención ante la asamblea capitular que están preparando con mucho esfuerzo y cariño. Además, también participan con nosotros en el tiempo de oración e incluso en los grupos de trabajo. Para muchos de ellos, esta es la primera vez que están en Valdocco y viven con mucha emoción las visitas a los lugares que hablan de la vida de Don Bosco.

De nuevo, otro regalo más que uno se encuentra en el Capítulo General.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies