Este martes, en la sesión capitular de la tarde, ayudado por algunos miembros del consejo general, el Rector Mayor respondió a más de 130 preguntas preparadas por los capitulares en una reunión entre las diferentes regiones de la Congregación. El objetivo principal era escuchar los comentarios y las respuestas de Don Ángel Fernández a una serie de dudas, elementos por clarificar y aspectos no desarrollados en su Informe sobre el estado de la Congregación.

Así, hemos podido vivir un momento interesante del Capítulo. Con total normalidad se ha respondido, con mayor o menor exactitud, a la mayoría de las preguntas agrupadas en bloques de contenido.

No se trató de una sesión parlamentaria de control al gobierno donde, por desgracia, conocemos las motivaciones y el tono que predomina, sino, más bien, un buen acto de responsabilidad y transparencia.

Compartir dudas e inquietudes sobre el estado de la Congregación es un ejercicio saludable para discernir las prioridades del presente y del futuro, al mismo tiempo que seguimos creciendo en reconocimiento, afecto y sentido de responsabilidad sobre toda la Congregación.

Creo que ha sido una buena experiencia para que cuando hablemos de “transparencia” no se quede solo en una palabra bonita.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies